Tratamientos caseros contra la ulcera estomacal o duodenal

Se trata de una llaga que se forma en las paredes del estómago o del intestino delgado. A veces, no presenta molestia alguna y hasta llega a curarse por sí solo, sin que se realice ningún tipo de tratamiento. En otros casos, este problema se exterioriza provocando dolor después de unas 2 horas de haber comido, vómitos, sangre, mareos, sensación que se pierde la vista, zumbido en los oídos y sed excesiva.

Hervir 1 litro de agua con 1 cucharadita de jengibre (durante 1 hora). Enfriar y beber 1 taza entre comidas

Tratamientos caseros contra la ulcera estomacal o duodenal

Tratamientos opcionales

1. Beber una infusión de sanguinaria 2 veces al día.

2. Como agua para beber, tomar un cocimiento de ciruelas, raíces de alcaparra o de trébol.

(más…)

Tratamientos caseros contra los transtornos alimentarios

Se trata de desórdenes en el comportamiento alimentario y se los conoce como anorexia y bulimia, dos enfermedades distintas pero que manifiestan un mismo problema psicológico caracterizado por una relación patológica con la comida.

En cuanto a la anorexia, quien la padece no tiene conciencia de la enfermedad; realiza dietas severas, tiene un intenso temor a engordar, mantiene su peso por debajo de los valores normales, tiende a tapar su cuerpo, pierde peso, suele tener amenorrea, palidez, frío, debilidad y mareos, además de estar irritable, sentir inseguridad y necesidad de aislamiento.

Por su parte las personas bulímicas (que a diferencia de las anoréxicas, suelen ser conscientes de su mal) están constantemente preocupadas por el tema de la comida, tienen miedo a engordar, se dan “atracones” y procuran luego vomitar lo ingerido; además consumen medicamentos para adelgazar, tienen la garganta irritada, las glándulas localizadas en su cuello aumentan de grosor, sienten fatiga y dolores musculares y muestran marcadas oscilaciones de peso. El carácter de estas personas cambia, pudiendo observarse en ellas sentimientos de depresión, odio, culpa y tristeza.

Tratamientos caseros contra los transtornos alimentarios

Tratamientos caseros

Los trastornos alimentarios son cada vez mas frecuentes entre las mujeres, pero no porque exista una cura natural especifica que pueda combatirlos. Si usted observa la aparición de alguna de estas enfermedades a partir de los síntomas descritos, debe consultar al médico con urgencia para que le indique el tratamiento a seguir. Los tratamientos para estas afecciones suelen realizarse con el apoyo de profesionales de distintas disciplinas, ya que la ayuda psicológica, por ejemplo, se torna indispensable.

Remedios caseros contra la tos

Se trata de un movimiento convulsivo y ruidoso del aparato respiratorio para expulsar flema o sustancias extrañas y nocivas (humo, bacterias, polvo, etc..) Presenta inflamación e irritación. En otros casos, la tos es de origen nervioso (sin expectoraciones), o como consecuencia de alguna infección en otros órganos.

Agregue a una taza con agua hervida el zumo de 1 limón, 3 clavos de olor y miel, y beba la preparación. Luego fricciones vigorosamente el pecho y la espalda utilizando esencia de eucalipto y cúbrase rápidamente con un paño caliente.

Remedios caseros contra la tos

Tratamientos opcionales

1. Dejar toda la noche sobre el pecho una compresa embebida en la mezcla de acite de oliva, alcanfor y vinagre.

2. Realizar vaporizaciones de esencia de eucalipto, palta (aguacate), manzanilla y árnica; tienen acción expectorante.

3. Beber la preparación resultante de hervir 2 higos secos en 1 vaso de leche, el cual reposará durante 1 hora. Suministrar 1 taza por la mañana y otra antes de acostarse.

4. Rallar rábano o cebolla, agregar miel y dejar reposar toda la noche. Tomar una cucharada de este jarabe cada hora.

5. Tomar 1 vaso con agua y 1 cucharada de vinagre diluido en él.

6. Preparar zumo de col, 1 clara de huevo y 1 vaso de miel, se dejará hervir todo junto hasta que adquiera consistencia de jarabe. Beber en ayunas y antes de acostarse.

7. Añadir a un trozo de sábila, flores de saúco, 1 clara de huevo y 1 cucharada de aguardiente y beberlo.

8. Triturar una cabeza de ajo, que se mezclará con miel. Ingerir 1 cucharada cada hora.

9. Beber té de gordolobo, pétalos de clavel, hierbamora, almendras de cacao, hojas de palta (aguacate), raíz, flores y hojas de saúco, hojas y flores de poleo o de hojas de orégano. Otro tipo de infusión es de eucalipto con 2 cucharadas de miel y 2 de zumo de limón.

Remedios caseros contra la torticolis

La torticolis se trata de un espasmo (contracción involuntaria de los músculos) o la inflamación de articulaciones en la zona del cuello. Este se encuentra torcido e impide volver la cabeza por la parálisis de los músculos del lado opuesto. La causa puede residir en un enfriamiento o por girar la cabeza bruscamente.

Se recomienda realizar baños de vapor en el cuello y la cabeza una vez a la semana, procurando no tomar frío.

Remedios caseros contra la torticolis

Tratamientos opcionales

1. Por la noche aplicar en el cuello una compresa derivativa

2. Llevar el mentón hacia adentro y hacia abajo varias veces al día.