Remedios caseros para los abscesos




Los abscesos son infecciones que producen pus. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Son de diferentes tipos: cutáneos, subcutáneos e internos. En estos últimos se dificulta la expulsión de pus y a veces es necesaria la intervención quirúrgica.

abscesos

Se recomienda colocar aceite de tomillo usando un trozo de algodón (3 gotas en una taza de agua caliente) en el área de la herida. Esto ayudará a la curación de la herida y calmará el dolor.

Tratamientos opcionales:

1. Aplique azúcar o miel para abrir las heridas y aliviar el dolor.

2. Aplique toallas calientes y frías. El agua debe tener sal Epsom disuelta en ella (1/2 taza de café en un vaso de agua). Alterne 2 minutos de toallas calientes con 1 minuto de toallas frías y repita la operación de 8 á 10 veces, 2 ó 3 veces durante el día.

3. Si el absceso es en el tronco o en las piernas, sumérjase en un baño con sales Epsom.

4. Otra opción consiste en aplicar cualquiera de las siguientes cataplasmas calientes: linaza molida, semillas de fenogreco, papas cocidas y calientes o miga de pan molida, para favorecer la maduración. Cuando el absceso se ponga blanco, será tiempo de apretarlo para vaciar su contenido, cuidando que las uñas estén corta y limpias. Posteriormente lavar con té de manzanilla o de eucalipto.

Para tener en cuenta:

1. Una dieta adecuada puede contribuir a la mejoría. Coma alimentos crudos durante una semana (sólo frutas y verduras, con mucha agua y/o un ayuno de agua solamente durante 48 horas)

2. Se sugieren suplementos vitamínicos, como complejo de vitamina B, vitamina A, vitamina C y bioflavonoides.



Otras personas llegaron buscando:

  • remedios caseros para abscesos
  • remedios caseros para abscesos cutaneos
  • abscesos
  • remedio casero para los abscesos
  • remedios naturales para los abscesos
Deja tu comentario
Tu Comentario